A simple vista parece un tema bastante simple, común y corriente. Pero es más complejo de lo que muchos creen, ya que, prácticamente, los estados financieros son reportes de la situación económica de tu empresa y de los cambios que ésta ha experimentado durante un período determinado.

Es decir, son un resumen de sumo interés para los directamente involucrados como propietarios, reguladores, accionistas y acreedores.

En otras palabras, gran parte de estos informes representan el resultado final de la contabilidad de la empresa, y son elaborados basados en los principios de contabilidad generalmente aceptados, así como de normas contables y de información financiera.

Por tanto, la importancia de los estados financieros en tu empresa radica en que son datos que, complementados con otras informaciones como las condiciones del mercado en el que se está operando, permiten diagnosticar las políticas que se deben seguir aplicando tomando en cuenta nuevas tendencias.

También se debe procurar, a la hora de la presentación de los estados financieros, entregar información real con el fin de obtener resultados más exactos.

Componentes
Los más comunes son:
-Estado de situación patrimonial.
-Estado de resultados.
-Estado de evolución del patrimonio neto.
-Estado de flujo de efectivo.
-Memoria.
-Reporte de información no financiera.

Características

Los estados financieros, por ley, deberían reflejar ciertas características cualitativas con la finalidad de garantizar el cumplimiento de sus objetivos y la eficacia en su utilización por parte de los usuarios.

Y estas son:

-Comprensibilidad: La idea es que la información sea de fácil comprensión para todos los interesados, sin embargo, siempre es recomendable anexar informes que permitan a los demás entender los datos de más complejidad para una futura toma de decisiones.

-Relevancia / sistematización: La importancia de la información será relativa, pues, si en alguna oportunidad ésta llega a omitirse por error, esto puede influir en las decisiones tomadas.

-Confiabilidad: ¡Importante! Los reportes que se vayan a entregar deben estar libres de errores, materiales, y deben ser neutrales y prudentes.

-Comparabilidad: Es vital comparar los datos presentados con los de períodos anteriores para así poder dar con la tendencia. Y más, si se logra comprar con los de otras empresas.

-Pertenencia: Esta característica establece que nada será más importante que satisfacer las demandas de los usuarios.

Y para concluir, si hay algún aspecto que no debemos pasar por alto, es el hecho de que todas las empresas, sin excepción, están en la obligación de presentar de forma anual sus cuentas en el Registro Mercantil, y además de eso, legalizar sus registros contables.
De no hacerlo, los problemas legales serán el pan de cada día para dueños y demás involucrados.