¡Siempre hay tiempo y espacio para la historia! Para estudiar el origen de cualquier cosa. Y esta vez, por muy extraño que parezca, hablaremos acerca de los vikingos. ¡Pero claro! Sin salirnos del contexto.

Y es que de la manera más increíble, los escandinavos pasaron de ser un pueblo practicante de los métodos más violentos, a convertirse en dignos representantes del civismo y la organización; siendo esto un claro ejemplo de que en esta vida, ¡todo es posible!

Por esa razón, hoy te explicaremos de qué se trata el “Método Vikingo”, esas prácticas nórdicas que ayudan a incrementar la productividad en las empresas.

Esto, tomando en cuenta que dichos personajes solamente mantuvieron los principios de unión y colaboración mutua que utilizaban en sus batallas.

Y como ya quedó atrás esa época de Odín, el Valhalla y la violencia, se puede decir que en la actualidad, el mundo entero imita sus ejemplos pero dentro del ámbito empresarial, incluso asumiendo que hay distinciones bien establecidas entre Dinamarca, Suecia, Finlandia, Noruega e Islandia.

Por tanto, si la globalización ha sido una puerta que nos ha permitido sacar lo mejor de cada uno de nosotros, es tiempo de que te enteres de cuáles han sido parte de las razones principales del éxito dentro de una organización.

Leyes del “Método Vikingo”

1. El trabajo en equipo es lo más importante
Este aprendizaje fue el resultado de los saqueos llevados a cabo en la Edad Media, pues a través de ellos, comprobaron que “en la unión está la fuerza”.

2. El jefe es uno más
En los países nórdicos, esos jefes que se creen únicos y superiores, pierden automática e inmediatamente el respeto. De hecho, la premisa es que los directores demuestran su valor a través del trabajo duro, como los demás.

3. Cada trabajador es autónomo
Si bien es cierto que el trabajo en equipo es importantísimo, también hay que destacar que cada empleado tiene potestad de tomar decisiones claves dentro de sus competencias.

4. Debes generar confianza
Confía en cada uno de los miembros del equipo, así como en ti mismo.
De no hacerlo, en algún momento las cosas saldrán mal.

5. “Si faltó, él sabe lo que hace”
Esto se refiere, básicamente, a que cuando un trabajador falta a la empresa, los demás empleados saben que su trabajo está al día, pero que algo importante tuvo que haber surgido para haberlo hecho.

6. Máximo compañerismo
Cuando los nórdicos llegan temprano al sitio de trabajo, se estacionan lejos para que los que lleguen tarde, se estacionen un poco más cerca y no tengan que caminar tanto ni perder tiempo.

7. Disciplina personal
El autocontrol y la superación constantes deben ser ley, pues cada persona está sujeta a una disciplina que se ha impuesto a sí misma.

8. Constante capacitación
Sin conocimientos, no podemos llegar a ningún sitio. De hecho, los nórdicos dicen que si una empresa quiere avanzar, sus miembros deben prepararse cada día, estudiando y tomando cursos.

Ahora, si todas las empresas aplicaran estas leyes del “Método Vikingo”, fueran un cumulo de éxito, ¿no lo creen?

Entendiendo que siempre se presentarán dificultades, pero teniendo la preparación para buscar soluciones rápidamente y afrontarlas de una forma más llevadera.