OSSWEBS Blog

Comparte en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¿Quieres trabajar con nosotros?

Únete a nuestro equipo de Aliados Comerciales

Importancia del lenguaje corporal en época de pandemia

Actualmente, a todos se nos hace un poco más difícil poder observar los rostros de las demás personas; por esa razón, no sólo es la mirada la que ha adquirido un papel protagónico con toda esta situación referente al COVID-19…

Lo mismo ha ocurrido con nuestro cuerpo.

Entonces… ¿Cómo podemos saber cuándo alguien está riéndose, si se escuda en la mascarilla? O peor aún, si está “sacando la lengua” aprovechando que no podemos ver.

¡Muchas interrogantes!

De igual forma, lo más importante es aprender a ser expresivos de la manera correcta ahora que estamos adaptándonos a esta llamada «nueva normalidad».

Por tanto, algunos consejos de bioseguridad nunca saldrán sobrando, pues ellos te garantizarán señales de respeto, amabilidad y confianza con el interlocutor.

Y en caso de tratarse de un cliente, pues la efectividad debe ser mucho mayor.

Seguridad

Colocarse la mascarilla de manera correcta genera confianza en los demás y demuestra respeto por el interlocutor.

Apariencia

El arreglo personal es de vital importancia, ya que nos permite causar ante otros, una buena impresión.

Saludo

Chocar los puños, codos, o inclusive, una reverencia al estilo japonés, es señal de cordialidad en la nueva normalidad.

Mirada

Observar fijamente es clara señal de interés.

Expresiones faciales

Arquear una ceja, por ejemplo, puede ser tomada como una expresión de incredulidad o asombro. Debemos tener mucho cuidado con este tipo de gestos, ya que quizás los estemos realizando en el momento menos indicado.

Postura

Ladear la cabeza e inclinarse un poco hacia adelante ayudará a crear cercanía y empatía.

Brazos y piernas

No olvides que cruzar brazos y piernas crea una barrera en el proceso comunicativo. ¡Evita esta acción!

Distancia

Respeta los protocolos de bioseguridad manteniendo una distancia de 1 a 2 metros, y así no generarás incomodidad.

Y ten siempre presente que no necesitamos decir mil palabras para expresarnos. Muchas veces, nuestro cuerpo habla solo…