OSSWEBS Blog

Comparte en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¿Quieres trabajar con nosotros?

Únete a nuestro equipo de Aliados Comerciales

¿Cómo convertir a una persona que es fiel a otra marca en un cliente de tu empresa?

Si eres dueño de empresa, seguramente alguna vez te has topado con clientes que durante toda su vida han sido fieles a una sola marca. ¡Y eso no está mal!

Pero lo que tampoco está mal es probar lo nuevo; es decir, adentrarse a otros mundos… ¿O acaso es pecado comer en un restaurante distinto al que siempre frecuentas?

Explicado de otra forma, la fidelidad es opción hasta cierto punto, pues si siempre has ido al mismo salón de belleza, siempre has comprado el pollo a la broster en el mismo sitio, o siempre has ido a merendar a la misma heladería, debes saber que esos sitios no son los únicos en el mundo… Hablándote a ti como cliente.

Pero como también debemos dirigirnos a los propietarios de marcas, es importante hacerles saber una serie de consejos que, poniéndolos en práctica de forma religiosa, podrán captar clientes 100% fieles a otras compañías.

Entonces, para poder lograr un cambio en la mente del consumidor fiel, debes:

Saber darle la vuelta al rechazo

Cuando el consumidor te diga “no”, intenta de una forma muy sutil hacerlo cambiar de opinión. ¿Cómo? Preguntándole por qué rechaza tu prodcuto o servicio convirtiendo la conversación en una amigable charla.

Mostrar a tus clientes felices

Tus clientes satisfechos serán los que se encarguen de tumbar barreras de miedo entre consumidores indecisos y tu marca.

Ser honesto

Pregúntale a ese posible cliente si de verdad necesita tu producto / servicio. Si es así, ¡véndeselo! Si no, no lo hagas. ¡Créenos! Valorará mucho tu franqueza.

Traer la venta hacia tu terreno

Ponte en los zapatos del posible cliente con una frase clave: “Sí, es verdad que siempre has utilizado ese producto / servicio…”, pero también menciónale las soluciones y beneficios que podría obtener utilizando / adquiriendo los tuyos.

Despejar miedos y dudas

Si descubres a tiempo cuáles son los miedo y las dudas que pudieran frenar la compra, podrás desaparecerlos a través de las palabras correctas.

Perseverar

No refutes en caso de que un cliente se mantenga cerrado a posibilidades. Pero hazle saber que siempre estarás.

Darles una muestra

Uno de los métodos que nunca fallan para tratar de convencer a un cliente indeciso o dudoso, es ofrecerles una muestra de tu producto / servicio. Si se sienten a gusto, ¡querrán más! Y lo mejor: Volverán…

Evitar discusiones

No caigas en ambientes conflictivos ni en discusiones estériles. Esa actitud no te conducirá a nada. Sólo tienes que saber entender que no desconfían de ti, sino del producto / servicio en sí.