OSSWEBS Blog

Comparte en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¿Quieres trabajar con nosotros?

Únete a nuestro equipo de Aliados Comerciales

¿Cómo resaltar y escalar dentro de una organización?

Muchas veces no nos damos cuenta de que el tiempo que tenemos en la empresa para la que trabajamos se nos pasa muy rápidamente y, cuando percatamos, creemos y hasta sentimos que no hemos alcanzado todo aquello que nos hemos propuesto. ¡A todos nos ha ocurrido!

Sin embargo, existen muchas formas de lograr resaltar laboralmente hablando para obtener una escalada mundial dentro de la organización.

Y es que si te preguntas “¿qué debo hacer?”, la solución la tienes ahí, a la vuelta de la esquina.

Siendo el mejor

Si quieres demostrar algo de verdad, simplemente tienes que ser y hacer. Y la única manera de conseguirlo es leyendo e instruyéndote constantemente. No olvides de que en la mente siempre habrá espacio para el conocimiento y el saber.

Siendo didáctico

Procura enseñarle a los demás cuál es la mejor forma de llevar a cabo su trabajo. Pero siempre con humildad y sin esperar nada a cambio, es decir, no pongas por delante ningún tipo de interés. ¡Hazlo desde el corazón y por la sola satisfacción de ayudar a los demás!

No forzando el liderazgo

Haz tu trabajo a fin de alcanzar la excelencia. Pero mantente alejado de las intenciones de protagonismo. En otros términos, intenta siempre poner por delante el punto de vista técnico.

Vistiendo de punta en blanco

No es un aspecto banal o superficial. De hecho, muchas veces no se tiene idea de lo importante que es una buena imagen en todos los aspectos de la vida. Por esa razón, y según tus posibilidades, viste lo mejor que puedas… ¡Cada día!

Y recuerda que el estilo, en una gran mayoría de los casos, no tiene absolutamente nada que ver con dinero.

Estudiando a los mejores

Mientras puedas, haz un análisis exhaustivo de todas aquellas personas que destacan y resaltan dentro de la compañía.

No es que debas copiar actitudes, sólo debes imitar todos los buenos aspectos… Esos que traen consigo los mejores resultados.

No entregándote de lleno

Una cosa es entregar tu trabajo, pero otra, entregar el alma. Esta segunda opción no es la más saludable, y por ello, intenta dejar claro que lo más probable es que tu presencia en la empresa sea temporal.

Respetando

Entiende que todos, absolutamente todos, ¡merecen respeto! No importan los cargos, todo el mundo debe recibir de tu consideración.

No adulando a nadie

Los aduladores siempre suelen quemarse y quedarse en los mismos cargos, ya que la energía que ellos transmiten, es de conformidad pura y dura.

Siendo ambicioso (en buen sentido)

Es recomendable que todos a tu alrededor se den por enterados de que quieres y aspiras mucho más. A tu ritmo y a tu tiempo, pero en ello radicará gran parte de tu fuerza.