OSSWEBS Blog

Comparte en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¿Quieres trabajar con nosotros?

Únete a nuestro equipo de Aliados Comerciales

El “Efecto Placebo” dentro del marketing

Típico… Nos ofrecen una píldora y nos aseguran que su finalidad es la de aliviar el dolor de cabeza que estamos sintiendo en ese preciso instante. Por ende, convencidos de su efecto, la tomamos y nos aliviamos en tan sólo 20 minutos. No obstante, luego nos aclaran que la misma era almidón puro, es decir, nada.

Obviamente nuestra expresión no puede ser otra que: “¿Qué…?”.

Despejado el punto, no crean que este método aplica sólo para medicamentos. De hecho, existen muchos aspectos de la vida en los que el efecto placebo hace vida. Y hoy hablaremos de cómo éste actúa dentro del mundo del marketing.

Entonces, a manera de breve repaso, tenemos que el efecto placebo representa el estímulo psicológico que se le da al cuerpo humano a fin de simular un intervención o terapia médica. Y, como lo mencionamos anteriormente, se encarga de convencer al organismo de los efectos positivos de algún medicamento para generar una cura a través de la mente.

En el marketing, precisamente, este efecto también busca producir emociones.

Y es que las marcas son capaces de generarlo al momento de transmitir los beneficios prácticos y hasta las emociones del producto.

¿Cómo aplicarlo en el diseño?

Para alcanzar este efecto, necesario es diseñar un packing que transmita emociones positivas.

Recursos para lograrlo

-Diseño: Debe ser seductor.
-Imagen: La figura o portavoz debe ser el ideal que busca alcanzar el público objetivo.

Experiencia del producto

En lugar de enfocarte en los beneficios de un producto, enfócate en lo que será capaz de sentir todo aquel que lo adquiera.

Más de valor agregado

El efecto, obviamente, es aquello que la marca es capaz de crear en nosotros y el fruto psicológico que nos brinda al adquirirla.

Resultados

Un estudio pudo demostrar que tan sólo el hecho de nombrar los beneficios del ejercicio, esto genera un efecto placebo en el cuerpo. Pues, de igual forma se maneja el marketing: Sólo se debe nombrar lo positivo.

No olvies que, existe tanta competencia en estos tiempos que si queremos trascender, debemos venderle directamene al cerebro.